Instituto Argentino Jacques Maritain
Instituto Internacional Jacques Maritain
Los 30 años del Instituto Maritain


Instituto Argentino Jacques Maritain

PROPÓSITOS. RESEÑA HISTÓRICA

PROPÓSITOS. RESEÑA HISTÓRICA

El Instituto Argentino ‘Jacques Maritain’, Sección Argentina del ‘Instituto Internacional Jacques Maritain’, tiene por fin:

  1. a) Estudiar y difundir el pensamiento de Jacques Maritain;
  2. b) Promover estudios e investigaciones sobre la persona humana, la cultura, la religión, la política y la sociedad, y desarrollar acciones culturales, sociales y formativas, a la luz del pensamiento de Jacques Maritain y de otros pensadores personalistas;
  3. c) Coordinar y difundir las actividades que con igual objeto desarrollen otras entidades de la Argentina o del exterior con objetivos afines.

Fue fundado en mayo de 1977 por iniciativa del Dr. Arturo Ponsati, ya fallecido, quien integrara el Comité Científico del Instituto Internacional Jacques Maritain. Durante la década de los ’90 sus actividades se discontinuaron por diferentes motivos, si bien Argentina siguió participando del Instituto Internacional a través del Lic. Ricardo Parera.

Hacia el año 2000 surgieron iniciativas de reorganizarlo en diversos puntos del país. Se constituyó la Fundación ‘Jacques Maritain’ – actualmente parte del Instituto – que publica la revista ‘Reunión para una democracia solidaria’. Desde el año 2003, con motivo del trigésimo aniversario del fallecimiento de Maritain, se multiplican las actividades de los distintos grupos hasta que se concreta la reorganización del Instituto Argentino, que fue reconocido por el Instituto Internacional como Sección Nacional de éste.

 

ACTIVIDADES PRINCIPALES

  • En los años 2005, 2006 y 2008 se realizaron sendos Encuentros Nacionales en la ciudad de Córdoba. En ellos participó el entonces Secretario General del Instituto Internacional Prof. Roberto Papini, hoy su Presidente. El de 2005 versó sobre ‘Los derechos humanos en América Latina’; el de 2006, en el que se recordó el 70º aniversario de la visita de Maritain a la Argentina, lo fue sobre ‘Pluralismo y democracia en el siglo XXI’; el del año 2008 versó sobre “La persona humana”, y en esa oportunidad el Profesor Papini recibió el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Córdoba.
  • A comienzos de 2007 se publicó la obra ‘Pluralismo y derechos humanos’ que reúne las conferencias, discursos y ponencias de los primeros de dichos Encuentros. Allí también se reproducen artículos y material gráfico publicados por la prensa y por la Universidad de Córdoba en 1936 con motivo de la visita de Maritain.
  • Dicho libro se ha presentado en Buenos Aires el 29 de abril de 2007 en la Feria del Libro Argentino, con la participación de distinguidos intelectuales del medio. También se presentó en la Feria del Libro de Córdoba (setiembre de 2007), en la Feria Industrial del Noroeste Argentino (FERINOA Cultural, Salta, 2007), en la Universidad Católica de Córdoba y en el Encuentro de Educadores Católicos de la Diócesis de Villa María, Provincia de Córdoba, ambas durante el mismo año.
  • Desde el año 2000 se publica la revista ‘Reunión por una democracia solidaria’ dirigida por el profesor Horacio Panozzo. El último publicado a la fecha es el Número 20.
  • Se crearon filiales del Instituto en Buenos Aires, Mar del Plata, Córdoba, Villa María (Córdoba), Tucumán, Entre Ríos-Santa Fe, Salta y Jujuy. Se realizan numerosas conferencias, jornadas y debates sobre temas de actualidad y desde una perspectiva personalista en distintas ciudades del país.
  • El Instituto Argentino ha estado presente desde su reactivación, en todas las Asambleas anuales del Instituto Internacional en la ciudad de Roma, con la participación activa de su presidente, Dr. Julio E. Plaza y a menudo con la de otros de sus miembros. Con motivo del 40º aniversario del Instituto Internacional, en marzo de 2014 se efectuó un acto conmemorativo en la Embajada de Francia ante la Santa Sede, en el que habló el Dr. Plaza.
  • La actividad internacional del Instituto Argentino también ha sido importante. Desde el año 2010 se realizan anualmente los Encuentros binacionales de los Institutos Maritain de Argentina y Chile, alternando sus sedes en Santiago de Chile y Córdoba. En el año 2014 se incorporó al evento anual el Instituto “Juan Pablo Terra” de Uruguay, habiéndose realizado el Congreso siguiente en la ciudad de Montevideo. Desde 2015 participa también el Instituto Maritain de Brasil, habiéndose realizado en la ciudad de San Pablo el Congreso de 2016. El correspondiente al año 2017 tuvo lugar en Córdoba y el de 2018 se proyecta realizar en octubre en la ciudad de Santiago de Chile. En febrero de 2015 el Instituto Argentino fue invitado a participar en la Conferencia Anual de la American Maritain Association (E.E.U.U.) a través de su Secretario General, Dr. Gonzalo Fernández que participó como conferencista en una sesión general.
  • El Instituto Argentino ha participado de la edición de varios libros, y en la traducción de otros que también han sido publicados en español o están en vías de serlo. La mayor parte de ellos son comentados en la Sección “Libros” de este sitio.

 

COMISIÓN EJECUTIVA:

Presidente: Julio E. Plaza

Vicepresidentes: Hugo Horvath, Horacio Panozzo, Juan Antonio Llorens y Juan Carlos de la Peña.

Secretario General: Gonzalo F. Fernández

Vocales ad hoc: Carlos Daniel Lasa, Ricardo del Barco, Franklin Obarrio, Claudio M. Viale y Agustín Garay.

Tesorero: Jorge Aisama

INFORMACIÓN DE CONTACTO:

Dirección: Las Heras 566, (4000) San Miguel de Tucumán

Teléfonos:
54-381-4204569 begin_of_the_skype_highlighting  (Presidencia) end_of_the_skype_highlightingend_of_the_skype_highlighting

54-351-4890210 (Secretaría General)

Email: institutomaritainargentina@gmail.com

PUBLICACIONES:

Revista “Reunión para una nueva democracia”

Director: Horacio Panozzo. Email: panozzosalta@arnet.com.ar

Diciembre de 2015

Volver al principio



Instituto Internacional Jacques Maritain

 

El Instituto Internacional Jacques Maritain es una asociación cultural sin fines de lucro reconocida legalmente. En su carácter de entidad intelectual, internacional y de laboratorio interdisciplinario, promueve la investigación y el estudio de los temas del hombre, de la cultura y de la sociedad contemporánea.

El Instituto fue creado durante los días 6 y 7 de abril de 1974 en Gallarate, Italia, como resultado de las iniciativas de un grupo internacional de intelectuales y representantes del mundo cultural, artístico, académico, eclesiástico y político que, inspirados en el pensamiento del gran filósofo francés, estaban convencidos de la importancia de la visión personalista como respuesta a los desafíos del mundo contemporáneo.

El 7 de marzo de 2014 tuvo lugar una importante reunión en la Embajada de Francia en la Santa Sede, en razón de que Jacques Maritain ejerció el cargo de embajador de su país en el Vaticano inmediatamente después de la II Guerra Mundial, designado por el General Charles de Gaulle. En esa oportunidad habló –entre otras distinguidas personalidades- el Secretario de Estado de la Santa Sede, Mons. Pietro Parolin.

El Instituto está dirigido en sus actividades por un Secretariado General con sede en Roma, donde se encuentra la ‘Biblioteca de la Persona’.  Además, el Instituto afilia una red de veinte secciones nacionales (entre ellas la Argentina) y asociaciones colaboradoras en los cinco continentes. En su conjunto, reúne a más de trescientas personalidades de África, América, Asia, Australia y Europa.

El Instituto tiene un “status de relaciones operativas” con la UNESCO y un “status de enlace” con FAO. También trabaja con ONGs, gobiernos y agencias de las Naciones Unidas. En 1999, fue establecida en el Instituto la silla de cátedra en ‘PAZ, DESARROLLO CULTURAL Y POLÍTICAS CULTURALES’ de la UNESCO.

Actividades del Instituto

El Instituto trabaja en las siguientes áreas:

  • Investigación y Difusión, en los siguientes temas:
  • Maritain y el Personalismo
    • El diálogo intercultural y la paz
    • Los Derechos Humanos y, entre ellos, el derecho a la alimentación
    • La relación entre Desarrollo Humano y Democracia.
    • El proceso de Integración y crecimiento de la Unión Europea.
    • Las pespectivas de desarrollo en Europa Central y del Este y en los Balcanes.
  • Formación y Consultoría, áreas dedicadas a las siguientes actividades:
  • Al planeamiento y organización de cursos de formación avanzada en el campo de las políticas culturales y de la cultura de la paz y el desarrollo.
    • A proveer entrenamiento y consultoría a organizaciones públicas y privadas en el planeamiento de políticas culturales, en la administración de la cultura y en el entendimiento de la sociedad multicultural
  • Publicaciones.

Libros. Hasta el momento, el Instituto y sus Secciones Nacionales y Asociaciones Colaboradoras han publicado más de 200 volúmenes. Ellos incluyen ediciones en italiano, francés, inglés, español, polaco, croata y ruso.

Revistas.

  • Notes et Documents, revista especializada publicada cada cuatro meses con artículos en francés, italiano, inglés y español. (Roma)
    Notas y Documentos, revista trimestral en español para Latinoamérica, que se editó en Caracas mientras la situación política venezolana lo permitió. Actualmente la publicación está suspendida.

Web Site: https: istituto.maritain.net

Contactos

SECRETARÍA GENERAL

Via Torino, 125/A – 00184 ROMA

Tel.: +39 06 487.4336
Fax: +39 06 482.5188
istituto.maritain@gmail.com

 

Volver al principio



Los 30 años del Instituto Maritain

 

Enrique Pérez Olivares

El 6 de abril del 2004, el Instituto Internacional Jacques Maritain festeja sus treinta años de existencia . Es gracias a la fraterna acogida de la Facultad de Filosofía “Alcisanum  de la Compañía de Jesús de Gallarate (Milán)y en particular del Rev. Padre Alfreso Imparatori a.j que un grupo de intelectuales venidos de América del norte y del sur y de Europa, conociendo el pensamiento del filósofo francés muerto el 28 de abril de 1973 y teniendo conciencia del aporte inestimable de su pensamiento., se reunió en abril de 1974 para fundar el instituto Internacional Jacques Maritain. Después del Éxito extraordinario del coloquio que se habla realizado en Ancona, algunos meses antes sobre el pensamiento pol1tico del filósofo, nos encontramos ante la oportunidad de tomar una iniciativa que permita plenamente valorar este inmenso patrimonio de pensamiento y proseguir, en cierta manera , el esfuerzo de reflexión de Maritain. En los términos de los Estatutos (art.2) que fueron adoptados entonces, los objetivo del Instituto son en efecto los-siguientes: a) estudiar y difundir el pensamiento de Jacques Maritain; b) promover investigaciones y estudios cobre los problemas del hombre, de la cultura y de la sociedad a  la luz del pensamiento y de la obras de Jaques Maritain; c) desarrollar una acción cultural, social Y de formaci6n fundada sobre los resultados de esas investigaciones; d) constituir, en el marco de su organización un centro de documentación sobre la obra de Jacques Maritain; e) promover la cooperación con instituciones que tengan objetivos análogos.

Hemos adoptado una estructura simple que nos permita hacer trabajar juntas personas que compartan los puntos de vista del  humanismo teocéntrico de inspiración cristiana, y que desean reunirse con nosotros a fin de  realizar los 0bjetivos mencionados . Con este fin, el Instituto está dotado de un organismo, la Asamblea, que fija las orientaciones generales, y que designa los miembros de su Consejo científico. A este último le compete la tarea ce elaborar el programa de actividades (tetra anual hoy) sobre la base de un proyecto preparado por el secretario general del Instituto.

El organismo motor del Instituto es el secretariado general, compuesto por un secretario general, vicesecretarios generales y responsables de diferentes -sectores. El profesor Roberto Papini, secretario general del instituto desde su fundación asumió esta tarea con constancia y eficacia a pesar de la escasez de medios a disposición. El Instituto ha alentado, además, la creación de  secciones nacionales de asociaciones afines que desarrollen actividades relacionadas con los programas del Instituto.

Muchas de nuestras actividades han sido realizadas en colaboración con universidades, gobiernos, regiones y municipalidades, fundaciones y centros de estudios del sector privado nacional o internacional, así como con organismos de la Unión Europea, y de las Naciones Unidas. Nuestra primera publicación “ El pensiero político de Jacques Maritain (Milán, 1974) fue seguida por muchas otras que retomaban actos de seminarios o de coloquios internacionales sobre los grandes problemas de nuestro tiempos; la crisis de la democracia, los derechos del hombre, especialmente el derecho a una alimentación adecuada (en colaboración con la FAO); la ética de la economía (gracias a los aportes del episcopado de los cinco continentes); la mundialización, los problemas de la cultura (frente a los desafíos contemporáneos); la paz (gracias a la cátedra de la UNESCO ( que nos ha sido confiada); el trabajo la cultura y las religiones sin mencionar otros temas que interesan más específicamente  una región como la Europa central u oriental ( después de la caída del muro de Berlín),  la América Central o la cuenca del Mediterráneo ( diálogo de culturas ). Hemos publicado también las  series de  conferencias organizadas alrededor  de nuestro Centro de Estudios y de investigaciones, primero en la abadía de Praglia y después en la Villa Albrizzi Franchettí (Preganziol Trevico). Las otras publicaciones son el resultado de investigaciones o de estudios realizadas por los miembros del instituto o por personas que compartían sus objetivos. El conjunto de nuestra editorial alcanza hoy 170 volúmenes contando los de nuestras secciones nacionales, las asociaciones afines y de personas que aportaron su contribución y que provienen de América del Norte, de Argentina, de Bélgica, de Brasil, de Camerún, de Canadá, de Cuba, de Chile, de Eslovenia, de España, de Filipinas, de Francia, de Hungría, de Italia, de Polonia, de Rumania, de Suiza y de Venezuela.

Hemos mantenido dos publicaciones periódicas “Notas y documentos que aparece regularmente desde el último trimestre de 1975 y cuya dirección al principio fue confiada a Giancarlo Galeazzi y después a Gianfranco Martín y “Notas y Documentos”, la edición latinoamericana cuyo primer número está fechado en julio-septiembre  1984 y que ha sido publicado en español hasta el número 62 así como en portugués en la nueva sección “Brasil”. La revista ofrece un buen reflejo del trabajo del instituto Internacional y de la actividad de las secciones nacionales latinoamericanas dando también la posibilidad de expresarse a autores de América latina, de América del norte, así como de Europa y de África.

¿Qué balance sacamos de este trabajo de treinta años? Digamos que hemos tratado de proponer una lectura abierta, no “escolástica”  del tomismo de Maritain en el dominio de la filosofía fundamental y de la filosofía práctica, confrontándolo o con los resultados de las ciencias sociales. De hecho , no hemos hecho mas que  retomar , por nuestra cuenta la actitud que tenía él  mismo hacia santo Tomas del cual se proclamó siempre un discípulo fiel, pero, al mismo tiempo  creativo…. Nosotros pensamos que este esfuerzo intelectual de laicos preocupados por el destino de la persona puede ser útil para la Iglesia y para nuestras sociedades aparentemente desprovistas de finalidades pero en realidad a la ‘búsqueda de sentido.

 

Historia intelectual del Instituto

Entrevista a Roberto Papini

– Philippe Chenoux: El Instituto Internacional Jacques Maritain festeja este año sus treinta años de existencia. Debemos entonces volver a sus orígenes. ¿Cómo nació el Instituto?

   –Roberto Papini: el Instituto nació de una iniciativa de un círculo cultural “Jacques Maritain”  que existía entonces en Ancona. Algunos meses después de la muerte del filósofo, este círculo organizó un coloquio en memoria del gran fílósofo.  Después de varios anos de estudios en París me encontraba en Roma, siendo yo mismo originario de Ancona. Los organizadores del coloquio me contactaron para asociarme a la organización de dicho coloquio. Esa larga estadía en París me habían sensibilizado con el personalismo francés, a los grandes pensadores franceses que prepararon el Concilio

Ph. Ch.:Se encontró usted con Maritain?

R.P.: No, pero encontré gente que era muy próxima a él. Maritain había dejado discípulos pero no una escuela ligada a una cátedra como otros pensadores. La memoria del filósofo estaba aún viva en París, pero no era “llevada” por así decirlo, por un ambiente muy activo. El coloquio de Ancona tuvo un éxito extraordinario. Reunió durante cuatro días alrededor de cuatrocientas personas. Etienne borne que había frecuentado Meudon pero también colaboró con la revista “Espirit” de Emmanuel Mounier, hizo la introducción general. Este coloquio fue el origen del Instituto. Entonces empecé a viajar para encontrar los “viejos amigos” de Maritain. He visto a Olivier Lacombe en París, la sra. Grunelius en Kolbsheim, el padre Cottier y Georges Brazzola en Ginebra y otros. Con mis amigos de Ancona decidimos organizar una reunión en el Instituto Aloisianum de los Jesuitas en Gallarate, cerca de Milán. Unas treinta personas se reunieron gracias a la hospitalidad de mi amigo el padre Imperatori en su centro de filosofía.

– Ph. Ch.: ¿Por qué? Crear un centro de investigaciones en referencia a Maritain en ese momento en Italia?, ¿Podría recordarnos brevemente el contexto ideológico de esos años, y la importancia de su pensamiento en ese contexto?.

– R.P.: Había pensado personalmente instituir una especie de “Forum” sobre el modelo de la revista “Praxis” que organizaba cada año en Yugoslavia encuentros entre intelectuales marxistas abiertos para discutir los grandes problemas de la sociedad. Tenía en la cabeza algo de ese tipo. Pensaba en el personalismo, pero no particularmente en Maritain a pesar de la importancia de su pensamiento en Italia. Recuerdo una cena en Roma,  con una marxista venezolano que enseñaba en Italia y que me dijo: “¿Por qué buscar tan lejos? Vuestro Karl Marx para vosotros, católicos, es Jacques Maritain que acaba de morir”. En esa época, una de las corrientes intelectuales dominantes en Italia era el marxismo, con su matiz propio debido sobre todo a la influencia de Gramsci. El problema era pues, la confrontación con esta forma de marxismo original que tenía también cierta influencia en el mundo católico. Se tenía igualmente la sensación que se estaba viviendo un giro histórico con la ventaja de un capitalismo cada vez más agresivo. Además el desafío de la secularización se hacía cada vez más evidente si se piensa, por otra parte en el desarrollo de las ciencias humanas. En el plano político, la gran preocupación del momento era la crisis que yo veía asomar en la Democracia Cristiana, una crisis no intelectual sino de carácter doctrinal. La utopía de la “nueva cristiandad”, nacida en la resistencia se había “perdido” absolutamente. No había reflexión de fondo sobre el sentido del compromiso de los cristianos en política. Yo recordaba esta frase de Maritain: “El mañana ya está jugado, hay que pensar en pasado mañana”. Es lo que me convenció de seguir adelante y lanzarme en esta aventura.

-Ph. Ch.: ¿Cómo este proyecto justamente ha sido acogido por los “viejos amigos” de Maritain?.

R. P.: Al principio la acogida fue muy favorable. Estaban felices de ver “jóvenes” interesándose en el pensamiento del gran maestro y buscando perpetuar la memoria de su obra. Poco a poco, algunos empezaron a hacerse preguntas. Nos interesábamos en su filosofía práctica, mientras que ellos mismos tenían una visión más “totalizante” de su obra. La síntesis no era tan fácil entre estas diferentes sensibilidades. Se nos acusó de querer hacer del instituto un instrumento al servicio de la Democracia Cristiana, lo que no era cierto.

Ph. Ch.: una fórmula se repite a menudo en los documentos de la época: “Con Maritain oltre Maritain” ¿Cómo comprender esta fórmula? Ella era compartida por todo el mundo?.

R.P: era una fórmula de Giancarlo Galeazzi de Ancona que fue el primer director de la revista “Notas y documentos”. Ella resumía los debates de la época. ¿Cómo leer a Maritain, como conservar su herencia? Había allí también diferentes sensibilidades. Los franceses, pero no todos, tenían una visión que yo calificaría de un poco “escolástica”. Para ellos había que profundizar primero el pensamiento de Maritain antes de encarar los problemas contemporáneos. Nosotros, los jóvenes, por el contrario estábamos muy impacientes por confrontarnos con esos problemas. No queríamos pasar años únicamente profundizando a Maritain. La fórmula de Galeazzi resumía nuestra posición, la mía, la de Antonio Pavan y de otros. Se trataba de despegarse de “la letra”, pero manteniendo vivo el “espíritu”. Se estaba sobre el “filo de la hoja”; se trataba de ser fieles a su pensamiento, conservando nuestra libertad, en cierto sentido la misma libertad que había tenido Maritain respecto de Santo Tomás de Aquino.

Ph. Ch.: ¿Se puede hablar de un momento de crisis que provocó partidas?.

R.P. Cuando fue la asamblea de Leche en 1979, Sra. Grunelius, el padre Leroy, Hans Schmitz, Fernando moreno presentaron su renuncia. En una carta dirigida a Oliver Lacombe, que presidía el instituto en ese momento, expresaban su preocupación en cuanto a las orientaciones de este último que les parecía demasiado “liberal” con respecto a una estricta fidelidad al pensamiento maritainiano.

Ph. Ch: en su informe al congreso fundador de Gallarate, usted subraya dos caracteres que debería ser los del instituto.: su internacionalidad y su interdisciplinariedad. ¿Cómo logró el Instituto operar en estas dos dimensiones?. Empecemos por la internacionalidad.

R.P: La dimensión internacional era para mi, totalmente natural. Yo estaba preparado para ella por mi recorrido anterior (estudios en París, etc.). Concretamente significa en primer lugar que los dirigentes del instituto no eran todos italianos. Olivier Lacombe, su primer presidente, era francés; Ramón Sugranyes de Franch, que lo sucedió, era catalán; nuestro presidente actual, Enrique Pérez Olivares, es venezolano. Lo mismo pasó con los secretarios generales adjuntos. La gente que colaboró con el instituto venían y vienen de todos los horizontes. Internacionalidad significa igualmente trabajar con investigadores venidos de diferentes países.

Ph. Ch.: Internacionalidad, esto significa, también internacionalismo, ¿es decir la preocupación por promover un orden internacional de paz fundado en el derecho?.

R.P:: Se puede agregarle la preocupación por la persona, la democracia, la justicia, los derechos del hombre.

PH. CH.: esta internacionalidad, reivindicada desde el origen, ¿no ha chocado a través de los años con un cierto provincialismo italiano? Vuestro centro de investigaciones no se encuentra en el Véneto (Cerca de “Treviso”), lejos de Roma o de París?.

R.P: el centro de investigaciones se estableció primeramente en la abadía de Praglia y después en Treviso porque no pudimos encontrar  un financiamiento cerca de la región ventea. Una cierta sensibilidad “provincial” pudo existir al principio en algunos de nuestros amigos de Ancona. Pero en lo total, yo diría que los italianos han sido los menos “parrocchiali” de todos.

Ph. Ch: ¿Podría usted hablarnos de las relaciones del Instituto con las grandes instituciones internacionales como la UNESCO o la FAO?

R. P.: La vocación internacional del Instituto lo predispone a este tipo de contactos. La UNESCO nos ha otorgado un estatuto de consulta antes de otorgarnos una “catedra UNESCO” (la primera en absoluto reconocida a una institución cultural no académica en estos últimos años, hemos empezado a trabajar también con la FAO sobre el toma del derecho a la alimentación.

Ph. Ch. : ¿Es una tema Maritainiano?

R. P. : El derecho a la alimentación es uno de los derechos primarios del hombre es la condición de todos los otros derechos. Es un “derecho real aunque no haya sido aun reconocido por todos los estados.

Ph. Ch: Abordemos la otra “nota característica” del Instituto: la interdisciplinariedad.

– R.P. Maritain, por cierto, era filósofo pero nosotros no éramos todos filósofos Había que trabajar junto con gente venida de disciplinas diversas. Había que confrontar, igualmente el pensamiento de Maritain con el aporte de las ciencias sociales. ¿Tuvimos éxito?. No me corresponde decirlo, pero al menos hemos tratado de hacerlo.

Ph. Ch: ¿Cuales han sido las relaciones del Instituto con el mundo académico en sentido amplio?

-R.P: No hemos querido nunca hacer doble uso con las instituciones universitarias. hemos querido hacer investigación, pero de manera totalmente independiente. “o no impidió la colaboración, sobre proyectos precisos con universidades, como por ejemplo la Universidad de Friburgo (Suiza) para el proyecto sobre los documentos episcopales en materia de éticaeconómica de la  Rerum Novarum (180,1) hasta la Centesimus Annus (1991). Otras experiencias análogas fueron hechas.

-Ph. Ch. : Esta inquietud de independencia caracteriza vuestra relación con las grandes instituciones religiosas y políticas. ¿Cuales han sido vuestras relaciones con la Iglesia Católica?. Pablo VI, el papa reinante en el momento de la fundación del Instituto, era muy “maritainiano”.

-R.P. No somos un movimiento de Iglesia. No tenemos vínculos formales con la Santa Sede. Hemos recibido muchos signos de aliento por parte de cardenales, de obispos, que eran muy favorables para nuestro trabajo. También hemos recibido ayuda financiara, no de la Iglesia como tal, pero de diferentes fundaciones ligadas a una sede episcopal

Ph. Ch: El advenimiento de un Papa polaco como Juan Pablo II, menos “maritainiano “ de o que era su predecesor, ¿cambió algo en las relaciones del Instituto con el Vaticano?.

-R.P.: No, al contrario. Cuando nos encontramos con el Papa en ocasión de la presentación de las Obras Completas de Maritain, nos alentó fuertemente para seguir adelante. Recuerdo que yo le había preguntado, en una entrevista en el colegio polaco de Roma que me había acordado en vísperas del cónclave, si estaría interesado en crear una sección del Instituto en Polonia. Me contestó: “Vuelva después del cónclave..” “Veremos que se puede hacer.”

Ph. Ch: ¡ Qué fue de vuestras relaciones con el partido de los Católicos de Italia, es decir la Democracia Cristiana, hasta la desaparición del partido en 1994?

PL.C , s qué fue de vuestras relaciones con el pp Italia, es decir la Democracia Cristiana, hasta la desaparición del partido en 1990

-R.P.:  Había una gran simpatía, en el nivel local, sobre todo, de ciertos dirigentes de la DC hacia el Instituto. Hay que recordar el rol de inspirador que tuvo Maritain en la generación católica de post- guerra. Pero siempre hemos querido conservar nuestra independencia, El Instituto era una realidad internacional. No tuvimos nunca la tentación de hacer de él una especie de laboratorio del pensamiento demócrata cristiano sobre el modelo del Adenaucer Stiftung

-Ph. Ch.: Cuando se consulta el catálogo de vuestras publicaciones, llama la atención la diversidad de los temas y las cuestiones abordadas. Se tiene la impresión de una actividad multiforme, abundante, mismo, a veces con una cierta dispersión.

-R.P.: -Es una buena pregunta que nos hemos planteado frecuentemente. ¿Era mejor concentrarse en un tema y ganar así en eficacia, o por el contrario adoptar una visión más amplia?. Por mi parte yo era favorable a una aproximación más amplia de los problemas del mundo

-Ph.Ch.  La revista del Instituto ” Notas y Documentos”, tiene como subtitulo “Para una investigación personalista” Esta inspiración personalista, exhibida, ¿qué significa concretamente?

-R.P.: Se ha elegido este título ” Para una investigación personalista para ser más claro, pero en el fondo nuestra investigación se refería mas al tema de la persona “más que al “Personalismo” como corriente filosófica ( que se acostumbra, es verdad a asociar con el pensamiento de Mounier, más que el de Maritain, aún siendo Maritain el primero en pensar como filósofo cristiano, sobre ese tema. En su libro “Tres reformadores publicado en 1925 él afirma que la modernidad había comprendido el problema del hombre en términos de individuo, no de persona olvidando toda la riqueza de esta idea de persona a partir de la cual se pueden repensar todas las categorías de la modernidad.). El libro más completo que hemos publicado con respecto a ésto es el último en fecha: “Diré persona” (bajo la dirección de Antonio Paván, Il Mulino,-Bologna, 2003)’). Se  puede hablar de una aproximación personalista de los problemas de nuestra parte, más que de una doctrina personalista, en sentido estricto.

Ph. Ch.: Este concepto de “persona” o de “personalismo” ¿no se convirtió en un concepto “Passe-partout” hoy? ¿En  qué se distingue el personalismo de la doctrina social de la Iglesia ?

R.P:  Maritain dice en alguna parte que su pensamiento es la doctrina social de la Iglesia formulada en términos filosóficos pero no hemos querido nunca limitarnos a comentar las enseñanzas del magisterio. Nosotros somos un laboratorio de reflexión sobre el tema de la persona en el contexto de nuestro tiempo

-Ph Ch.: Como secretario general del Instituto desde su fundación ¿cual es la realización de la cual están más orgullosos? ¿,Qué es lo que el Instituto ha logrado mejor?

-R.P.: No es fácil responder a esa pregunta. Creo, primero que el Instituto ha logrado despertar un cierto número de conciencias hacia le preocupación por la persona y el pensamiento de Maritain. Creo además que sobre ciertos puntos, se

logró decir algo novedoso, original. Hay investigaciones de las cuales me siento orgulloso como por ejemplo “ la gobernabilidad de la democracia”, sobre las relaciones entre ética y economía, sobre la globalización y otros temas. El problema es que frecuentemente  nuestras publicaciones no han sido traducidas a varias lenguas.

Esto fue un obstáculo para la difusión de los resultados de nuestras investigaciones. Hoy, en parte lo hemos superado. La revista del Instituto “ Notas y documentos “ bilingüe (francés, inglés) nos ayuda mucho en este sentido.

-Ph Ch.: ¿Lamenta algo?

-RP: No haberme ido antes dejando a otros, más jóvenes, el cuidado de llevar la antorcha. No hemos pensado bastante en el problema de la formación, en comprometernos para formar nuestros sucesores.

-Ph Ch.: ¿ Cómo ve usted el futuro del Instituto internacional Jacques Maritain?. Se asiste, en efecto a la extinción de una generación así como la erosión de lo que podría llamarse el “maritainismo” en Italia.

-RP: No somos una Institución “maritainista” sino de inspiración  “maritainiana”. El hecho de que el contexto cultural haya cambiado no hace solo difícil la recepción del pensamiento de Maritain, sino de todo pensamiento de inspiración cristiana. Yo pienso que hay que “reproponer” ciertos valores de la cultura personalista cristiana y entrar en diálogo, en base a esos valores, con la cultura que nos rodea sumamente secularizada. Por otra parte se asiste hoy a un regreso de lo “religioso” y de lo “sagrado” con el cual debemos medirnos. El proceso de secularización, como lo han mostrado varios sociólogos, no es un proceso unilateral y unívoco. Concierne sobre todo a Occidente y más aún a la Europa occidental, si se exceptúa el caso de Italia donde la Iglesia sigue teniendo una cierta visibilidad. Pero, lo repito, ha venido el momento, para los cristianos de volver a hacer escuchar su voz y aportar así su contribución al debate de ideas contemporáneas a partir de sus propios valores.

-Ph Ch.: En una palabrea ¿Cuál es el futuro del Instituto?.

RP: Me es difícil contestar a esa pregunta. Ciertamente hay que repensar bien las estrategias culturales y hacer, al mismo tiempo un esfuerzo de institucionalización, financiero y práctico …. Pienso sobre todo que al lado de la investigación hay que invertir en la formación. Es necesario que esa investigación hecha fuera de los canales tradicionales como dije, pueda influir más en los diversos grupos sociales, las instituciones de investigación y los organismos internacionales. Hay que formar más a los jóvenes aún si existen ya grupos de jóvenes con nosotros, para continuar este trabajo de reflexión y de sensibilización centrado en la persona y sus valores.

Conversación recogida por Philippe Chenaux
Volver al principio